• nash

CUANDO TE VES, ¿QUÉ PIENSAS?

Actualizado: 1 de oct de 2018


¿Hace cuanto que no te ves al espejo? La respuesta, probablemente sea: “esta mañana me vi, mientras cepillaba mis dientes” o “hace un momento, mientas me sacaba una basurita del ojo” pero no me refiero a ese tipo de mirada circunstancial que implica un vistazo físico. Me refiero a realmente verte al espejo, a esos momentos en los que nos miramos a nosotros mismos y con eso echamos vistazo a nuestro cuerpo, a nuestra alma, a nuestros sentimientos. Vistazos que nos dejan entender cómo nos sentimos y quienes somos. Entonces… ¿hace cuánto que no te ves en el espejo?


El día a día y su ritmo, las obligaciones y el deber hacer, nos pierden de lo esencial, del hecho de quiénes somos y del momento que estamos viviendo.


La conciencia es la clave del entendimiento personal, de ahí la importancia de darnos un pequeño tiempo para analizar que estamos haciendo y por qué. Te comparto 5 preguntas poderosas que pueden ayudarte en el camino:


1. ¿Cuál es la vida que quiero vivir?

2. ¿Qué tanto mi situación actual se asemeja a ese tipo de vida?

3. ¿Qué tipo de persona necesito ser, para llevar la vida que anhelo vivir?

4. ¿Qué estoy haciendo para lograr que así sea?

5. ¿Cuáles son esas 2 prácticas que iniciaré el día de hoy como parte de la construcción?


Claridad llama a la acción. Así fue el caso de Jorge, un coachee que llegó conmigo porque estaba cansado de su vida actual, la cual clasificaba como monótona y sin chispa, dedicada en su mayoría al tema laboral. Estas preguntas le hicieron darse cuenta de que quería una vida con la misma riqueza laboral que personal, soñaba con casarse y tener una linda familia con la que disfrutara de salud y tiempo de calidad. Entendió que por pasar tanto tiempo en el trabajo, dedicaba escasos y pobres momentos a su pareja, pues llegaba cansado y seguía enganchado en lo laboral. Encontró también que quien “pagaba los platos rotos” de la presión laboral era su novia y que así, nunca podría construir con ella la familia que tanto soñaba, pues quizá haría lo mismo con sus hijos (cuando llegaran). Vio que la persona que le gustaría ser era más amoroso, mas organizado y mas saludable… cosas que no practicaba en el día a día, así es que ideamos un plan de acción que implicaba reorganización del tiempo, cuidados físicos que incluían cambios en la nutrición y ejercicio 3 veces por semana y calidad de tiempo en pareja. Puso en práctica a partir del siguiente día y de manera gradual, cada uno de los pasos. A los tres meses su vida había cambiado por completo. Se sentía más motivado, satisfecho y cómodo en su propia piel y su relación de pareja había mejorado de manera considerable. Insisto: claridad llama a la acción.


Los cambios no tienen por que ser radicales ni dolorosos, pero son necesarios. Si no sabemos quienes somos o que queremos de la vida es complicado que actuemos en consecuencia y seguramente, seguiremos viviendo la vida que hemos estado viviendo los últimos años. Sin evolución no hay crecimiento. ¿No te gustaría vivir esa vida que hace que te despiertes motivado y feliz cada día? Te la mereces. Todos la merecemos. Mírate en el espejo más seguido, has miradas profundas, analízate, reajusta y pon en práctica los cambios. Mereces ser feliz.


0 vistas

© 2023 por  SociaLight.

Creado con Wix.com